domingo, 18 de octubre de 2009

DOS FOTÓGRAFOS, CRISTOBAL LEIVA Y MARIANO CANO, DOS CAMINOS INVERSOS

por Adrián Fatou
Decir el nombre de Cristóbal Leyva en­tre los aficionados locales a la fotogra­fía es mencionar a uno de los maestros del blanco y negro. A todos se nos ha que­dado alguna vez la boca abierta al contemplar sus impecables positivados. Sus nubes de blan­cos impolutos, sus reflejos so­bre el agua de lluvia en las bal­dosas de las calles. Su especta­cular gama de grises y su mili­métrica nitidez. Creo que todos hemos disfrutado con sus foto­grafías, como las de siempre, como las de los grandes maes­tros del blanco y negro.
Exposición "Entre Tierras" de Cristóbal Leiva

Mencionar a Mariano Cano, es mencionar a uno de los auto­res locales de mayor producción fotográfica y una de las perso­nas que más han trabajado por fomentar la fotografía en nues­tra ciudad. Investigador incan­sable, se ha llevado años experi­mentando con el color, primero en papel, luego en diapositivas y por último en digital. Ha con­seguido tal perfección técnica en su obra que ha sido maestro de muchos aficionados.

Exposción "In vino veritas" de Mariano Cano

Ambos están en el inicio de una etapa de sus vidas en las que han conseguido metas más que suficientes y lo que quizás les corresponda es obtener el fruto de esos esfuerzos.

Pues no, nada de eso, ahora se ponen como dos chiquillos a emprender caminos absoluta­mente inversos a lo que esperá­bamos de ellos. Además con la ilusión de unos adolescentes en sus primeras citas amorosas.

A Cristóbal le da por aventu­rarse en el mundo digital del color, nada que ver con lo que había sido su obras hasta ahora. Y nos presenta en la Sala del Molino del Alcázar la exposi­ción “Entre Tierras”. Un encargo de la Delegación Municipal de Cultura para que el autor expu­siera su cuidada visión sobre el mundo del vino. Sorprendiéndonos a todos con el abandono de su blanco y negro tradicional y perfecto, para emprender nuevos caminos de búsqueda y aprendizaje por las posibilida­des que ofrece la fotografía di­gital.

Y con Mariano Cano, ocurre lo inverso, toda la vida a vueltas con el color y es ahora cuando decide una carrera hacia el do­minio de la técnica de convertir imágenes de color a escala de grises. Y su incesante trabajo sobre el mundo del vino tam­bién, 'In vino ventas', sobre el que ya tuvimos la ocasión de contemplar una selección en la Sala del Molino, lo lleva ahora a Rota, a la sala de exposiciones de la calle Char­co perteneciente a la Fundación Alcalde Zoilo Ruiz-Mateos.

Pero no son las mismas fotografías que pudimos ver en Jerez. Mariano ha seguido, si­gue y seguirá trabajando sus te­mas siempre, porque él nunca da un trabajo fotográfico por acabado. Con la misma ilusión que Cristóbal, investiga, prue­ba, busca, elabora y disfruta de todo lo relacionado con la foto­grafía.

1 comentario:

Víctor Manuel Pizarro dijo...

Hola Mariano:

Llego a ti y atu espacio desde UNIFOTO. Me gustan mucho la temática y los estilos variados que tratas.

Seguiré visitándote.

Un saludo.

Víctor